Batman vs. Superman, crítica

16

Batman vs. Superman
Bati-Botero
Por Erick Estrada
Cinegarage

Parecía normal que el 90% de los anuncios en el cine antes de la proyección de Batman vs. Superman fueran de automóviles, incluso si uno de ellos era eléctrico. Con ello, la predisposición natural ante una propuesta industrial del tamaño de esta era la de poder presenciar una película de excesos y delirios de testosterona (ya sabemos cómo funcionan los estudios de mercado) y por supuesto la mente se prepara para eso.

Después de los primeros 20 minutos, tras presenciar de nuevo el nacimiento más popular del cine de super héroes en los últimos 15 años (el de Batman, el hombre atormentado) y al escuchar los primeros argumentos de Bruce Wayne/Bruno Díaz/Batman, la promesa parecía tomar mejor forma para entregarnos en su lugar la lucha entre la humildad de ese hombre atormentado, constructor de su propio poder y sus propias armas, sobrecogido por las pérdidas colaterales del quehacer de su colega de capa roja, y la arrogancia de ese mismo ser, todopoderoso e inmortal que descuida todo ante su egocentrismo imbatible. Ello, a fuerza de repetirse los 110 minutos siguientes, pierde consistencia y, lo peor, se hunde en el lago del resto de las ideas que circulan en la película, prácticamente ninguna sin concretar.

¿Estará ahí escondido un enfrentamiento entre lo humano y lo divino, ese choque eternamente humano que ha declarado la muerte de sus dioses tantas veces ya, que ahora vuelven radicalizados y mortíferos? Mismo caso. Entre un Lex Luthor premeditadamente fársico al respecto (es piropo), pero redundante en sus declaraciones apoyadas en un guión obvio dentro de lo obvio, y las imágenes pobretonas y apenas consistentes del “entrenamiento” al que Bruno Díaz se somete para enfrentar a un Superman divinizado demasiado intencionalmente, esa sugerencia se vuelve una redundancia que a su vez fatiga cualquier apunte hacia la lectura.

Y es que sí, teniendo líneas discursivas medianamente válidas para una apuesta tan extravagante como la del enfrentamiento de dos seres como estos, el guión de Chris Terrio y David S. Goyer optó (desde las sillas de los ejecutivos que se frotaban las manos con billetes de cien dólares) por darle gusto a todo mundo, por abarcar tantos objetivos sean posibles, por multiplicar los discursos para que nadie se quede sin escuchar. El resultado es una película divagante, llena de ideas abiertas, se se explica y autoexplica (de ahí que necesitemos revisar el origen de la amargura de Bruno Díaz) llegando a algo peor que el humor involuntario (la película es tan solemne que ese humor no cabe): la caricaturización involuntaria de su universo.

Esa caricaturización y el rigor testosterónico en lo visual -aquí sí debido al “ojo” de Snyder– se rozan y expelen situaciones que de nuevo restan profundidad a casi cualquier lectura: Superman visitando en traje azul y capa a su madre, el sermón superficial y condescendiente que ella le regresa en esa visita (“sé lo que necesites ser, nunca has sido de este mundo”), mini Bruno Díaz levitando en una cueva rodeado de murciélagos intimidantes, la madre de un todopoderoso y vanidoso Superman trabajando ¿como mesera?, Luisa Lane llamando por teléfono celular a un Superman (¿y su super oído?), una broma sobre las capas de nuestros héroes que se esfuma con el viento.

Encima de ello (también culpa absoluta del regodeo snaideriano), la búsqueda obsesiva e insistente de encuadres que se vuelvan imágenes icónicas, de un encuadre/viñeta que se haga memorable, desde los aterrizajes de Superman hasta “piedades” con cuerpos desfallecientes y tres “héroes” (es que aparece de repente la Mujer Maravilla, eso sí, con un temazo de Junkie XL) mirando dolorosamente al cielo. Snyder cincela de manera muy obvia las imágenes que quiere grabar en nuestra memoria evidenciando una fórmula estilo Botero, que con la misma insistencia opta por formas repetidas que pretende entendamos como estilo y debajo de las cuales no existe nada más que ellas mismas. El resultado es la saturación que niega lo que la pantalla nos planta en la mirada. Dejamos de ver (y a Botero también).

En esa maraña de ideas sin concluir se han propuesto lecturas interesantes (Richard Brody de The New Yorker dijo que en realidad se trata de la pelea entre Demócratas y Republicanos), lecturas que sin embargo la película no soporta por inconsistente, por apenas embarrar los temas, por inconclusa y universalmente complaciente y por borrarla de un bombazo; por el otro lado, más lecturas y justificaciones se basan en información que no está en la película y sí en los 52 universos de DC, en novelas gráficas, en películas pasadas y, sobre todo, en películas por venir. ¿Es justo pedir a alguien que trague una pastilla roja para entender lo que Neo comprendió con la pastilla azul? Quizá lo sea, pero entonces tendremos que aceptar que Batman vs. Superman es en realidad un anuncio de dos horas y media de películas que llegarán dentro de 3 o 5 años, de más novelas gráficas, de capítulos de televisión y no una película, mucho menos una narración en sí misma.

Estamos aquí desprovistos de sentido: el hombre amargado que es Bruno Díaz suelta un “¡dios mío!” antes de que las pérdidas colaterales regresen a la película, justo antes de que el dios que Luthor nos ha cantado minuto a minuto sea aniquilado para que haga su aparición Doomsday el gigantesco y nuclear demonio de demonios (¿hay aquí un castigo moralino a los humanos que renegaron de su divinidad?), todo en un casi discurso cinematográfico mecánico, apresurado y contradictorio (los saltos temporales en el cierre son escandalosos).

Los mecanismos están a la vista y el deseo de ser engañado en el cine se convierte en frustación. Ante una propuesta tan anunciada lo menos era esperar que el anunciante nos tomara el pelo, que consiguiera vender una historia tan improbable: ser engañado así es parte de la experiencia cinematográfica y Zack Snyder se ha mostrado incapaz de tomarnos el pelo.

Batman vs. Superman: el origen de la justicia
(Batman v Superman: Dawn of Justice, EUA, 2016)
Dirige: Zack Snyder
Actúan: Henry Cavill, Ben Affleck, Amy Adams, Jena Malone
Guión: Chris Terrio, David S. Goyer
Fotografía: Larry Fong
Duración: 151 min.

Comments (16)

  1. aqui es donde realmente veo el daño que causaron las películas de marvel, han estereotipado el cine de superheroes a humor y tramas simples por no decir idénticas (avengers 1 y 2, thor 2 y guardianes de la galaxia tratan de lo mismo: un villano que quiere destruir una civilización) y ahora si es una propuesta diferente la critican (me pregunto que hubiera pasado si nolan hubiera estrenado su batman en el 2016, si hubiera gustado tanto como hace 12 años) yo si creo que snyder nos logro engañar, tanto así que muchos no lo han entendido completamente, creen que el principio hay una profundidad en el tema que luego se pierde, cuando en realidad lo que estamos viendo es una manipulación del villano, solo que estamos acostumbrados a que el villano vea a la cámara y nos diga su plan bien masticado como si fuéramos retrasados para entenderle, la película no trata de profundizar acerca de la moralidad de un superheroe, solo nos muestra a través de los ojos del villano, el concepto completamente parcial que tiene hacia este, y como usarlo para confundir a todos para cumplir su objetivo (el conocimiento alienigena) si no entienden lo trascendental que fue el villano en la historia se les fue media película.

    Reply
  2. Sinceramente, sin menospreciar a nadie, se nota a leguas que ninguno, incluido el periodista, se ha leído la saga de Superman. Para mi es una maravilla ver como planteo Snyder la película, solo la entenderemos quienes fuimos chicos que salían a comprar semanalmente los comics. Obviamente, tuvo que agregar ingredientes comerciales, o es que el cine de ficción basado en los Comics es para llevarse glorias? No, es para entretener y llevar a soñar al cliente que es posible tratar de recrear visualmente lo que se leyó. A fin vimos plasmado en la pantalla no uno sino varios episodios de las revistas que compramos y, las cifras así lo demuestran, nos deja abiertas las puertas para mas de lo que nos gusta. Punto caballeros.

    Reply
  3. La película tiene varios puntos a favor y otro más en contra, considero que su principal pecado es que debido a la premura de tiempo trata de abarcar demasiadas cosas e interrogantes que al final las medio resuelve de forma apresurada y de una manera un tanto simple para lo complejas que fueron planteadas; sin embargo, a título personal lo mejor de esta película es que trata de mostrarnos los por qué de cada personaje junto a sus dudas, temores, debilidades, fracasos, etc. y este planteamiento tratan de sacarlo adelante conforme la proyección va avanzando. No es una tomada de pelo como Erick dice porque nos presentan a cada elemento clave en la historia, tanto se queja Estrada de Michael Bay que avienta explosiones sin sentido y ahora que se le trata de dar profundidad tampoco le gusta, a los que siguen casados con el Batman de Nolan les diría que fue genial pero este universo es totalmente distinto porque ya no hablamos solo de una persona que busca la justicia en su ciudad ante los “malos”, sino de seres fantásticos y poderosos donde la línea de la realidad queda rebasada por mucho.

    Comparto que batman v Superman queda corta en lo que muchos esperábamos pero provocada en gran parte por su tono oscuro y profundo que tratan de darle, no es la película sencilla de ver para niños de 5 años llena de chistes al más puro estilo de marvel (estilo que la gente está ya muy mal acostumbrada). La película a criterio personal es buena a secas que pudo ser mejor, sin duda mejorarán conforme vayan avanzando y la liga de la justicia deberá juntar lo mejor y desechar los errores para entregarnos una cinta digna de sus personajes.

    Reply
  4. Es cierto es una peli de CIENCIA FICCION es solo para diafrutarse….para mis es mucho mejor pelicula que las de marvel incluso deadpool

    Reply
  5. Ya todo el mundo sabe cuál es el estilo de Snyder. Todo el mundo sabe también que se trata de una película de comics. Se tenía previsto la inclusión de muchos personajes y el desarrollo de una trama ciertamente apresurada. Esto último es el punto negativo de la película.

    Me caga leer la mayoría de tus críticas. Es pretensión a pulso tuya de hacer referencias a conceptos y reflexión más profundas de lo que realmente es en películas donde no hay lugar para ello me parece desagradable. Es una lástima.
    Batman v Superman entregó lo que debería de ser respecto a lo que se había mostrado.No es una película de más de 8, pero sí un 8 bien merecido.

    Por cierto, puntos extra al trabajo de Zimmer que ha quedado todo muy bien.

    Reply
  6. la pelicula tiene inconsistencias y mucho pero para que profundisar tanto ,, la mayoria de personas a a ver madrazos y sale decepcionada por la primera hora, otros dicen que a principio quiere profundizar y todo se va ala demonio en la ultima hora, ose pues que quiere la pinche gente,, es una pelicula de superheroes , por favor bajenle un poco. Erick Estrada casi nunca opino por que la mayoria de veces estoy deacuerdo, de hecho te eschucho en puentes y antes con Kristof, pero este dia creo que profundisas demasiado en algo que no. Y desafortunadamente muchos colegas tuyo tambien estan prolongandosela tirandole con todo a esta pelicula…

    Reply
    • Nolan nos enseñó que ‘no sólo son películas de superhéroes’ y en este caso el público no se merecía una película tan mediocre

      Reply
      • por que el de nolan es el batman es el menos batman que se ha visto, y el joker aunque brillante tambien es el menos joker (el nunca por ningun motivo negaria su locura por ejemplo), el batman de nolan tiene mas de detective que de superheroe, no encaja en este universo

        Reply
    • Bueno, tomamos el cine como ,lo que es. CINE, y no nos gusta que nos den basura aunque sea una basura comercial, en este caso estas aceptando una porqueria por el simple hecho de que es una peliucla de super herores y punto…. bueno trágate tu basura.

      Reply

Leave a Reply to Feo Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *