Skyfall, crítica. Película de la semana.

17

Skyfall
La destrucción del héroe

Por Erick Estrada
Cinegarage

El procedimiento comenzó con movimientos tan elementales como la presentación de la cerveza al detective más prolífico del mundo. 007 permitía que Heineken tomara lugar importante en su mundo quizá a manera de regreso al planeta Tierra, ese que ya había abandonado en Moonraker (EUA-Francia, 1979) y al que le costaba tanto trabajo volver a pesar de sus cambios de rostro y de talla.

El cine de acción, enamorado cada vez más de las exageraciones y del hiperkinetismo, rebasó a Bond y lo tiró a un remolino del que, anclado a sus modos del siglo XX, nunca pudo salir. A su paso, héroes enmascarados y robots extraterrestres se hacían con las emociones que en su tiempo y a la misma edad tuvieron nuestros padres. Bond no encontraba las retinas de las audiencias nuevas al contrario de su enemigo más cercano, el que le dió el golpe mortal apenas estrenado el rostro del más terrenal y visceral Daniel Craig: Jason Bourne.

Bond se volvió vulnerable y sufrió como los humanos en reacción a la invencibilidad de los héroes de fantasía. También adquirió un lado oscuro y fue parte de conspiraciones para tratar de entrar al mundo Bourne que tanta atención le restaba. La respuesta fue mediana y en medio apareció el héroe caído por excelencia del siglo XXI, el Hombre Murciélago de Christopher Nolan.

Nolan entró de lleno con su carga trágica y su destino fatal, pero también con desbordados instrumentos de auxilio al personaje que ni el mejor laboratorio de la MI6 podía imitar. Se robó los mecanismos, los laboratorios militares y de inteligencia, las anécdotas y la maldición de la pérdida del amor, y le dió a su héroe un rostro poco terrenal. Las batallas eran épicas pero el resultado, aunque saisfactorio, llevó al sacrificado Wayne más cerca de la demanda del cine hiperindustrial que al re planteamiento de la figura heroica como se había anunciado en las dos primeras partes de la trilogía. La conclusión entregada por Nolan es la prueba irrefutable de ello: su Batman debió morir.

Sam Mendes, estudiando a ese enemigo, desinteresado de Bourne (hoy atrapado en su gris mundo de resaca de Guerra Fría convertida en conspiraciones intestinas) decidió abordar de lleno lo que Nolan ignoró y entrega hoy la muerte de James Bond. El espía muere, su coche es baleado inmisericordemente, su nombre desaparece y, claro, en vez del martini que lo hiciera famoso, ahora bebe Heineken como todos los mortales.

En ese cambio de brújula, Mendes, apoyado en el cuerpo de guionistas (Neil Purvis, Robert Wade y John Logan), enfrenta al 007 con un villano sin estilo, decadente y de pésimo gusto (Javier Bardem en uno de sus mejores papeles: el mejor antagonista que ha tenido Bond en décadas); una némesis monstruosa (expresionista en su mejor momento de la historia), incómoda, que reubica a Bond en un juego oscuro de Dr. Jekyll y Mr. Hyde, o peor pero quizá más certeramente, de Caín y Abel, matricidas ambos por razones distintas.

Ese antagonista empuja la muerte de Bond y en su juego de gatos y ratones disfrazados, lo lleva a replantear su propia existencia y utilidad (¿son necesarios los espías en un mundo sin fronteras?), sus métodos y sus instrumentos. Lo mejor, Mendes y guionistas (dos expertos en el mundo Bond, el otro en las vueltas de tuerca), reaccionan dándole la espalda al cine de acción actual y a su gigantismo, a los efectos digitales sin ton ni son, a la acción fingida y a la sin razón mastodóntica de lo que se ve hoy en las salas.

El resultado: una película de acción donde los espacios existen, no se fabrican con pixeles; una historia donde los golpes duelen y los traumas empujan, no donde se anhela el dominio del mundo porque sí; personajes enteros y con matices (y uno que otro cliché que le da sabor al caldo), humor corrosivo sin asomo de sonrisas; acción coreografiada y corporal en lugar de cámaras que se barren y desorientan queriendo comunicar movimiento. La vuelta al origen, a lo que expulsó a Bond del cine de acción. Genial.

Bond, en fondo, es obligado a regresar a su raíz (atestiguamos su nacimiento como lo hicimos con Batman) y la película lo sigue en forma. Es la vuelta al cero, a la historia de amor, al Caín y Abel primigenios, al modelos clásico, a la historia de la infancia, la motivación primera, a las armas elementales, a las soluciones prácticas.

Adiós a los despliegues gigantescos (en fondo y forma); hasta luego dobles digitales (si quieren ver lo real de una película de acción cuenten el número de dobles que aparecen en sus créditos); hasta nunca maléficos antagonistas; adiós guiones fáciles y músicas de top 10 (The Animals tienen aquí aparición estelar, elegante y muy al caso). Adiós también finales complacientes (hola Christopher Nolan).

James Bond ha muerto. Viva James Bond.

Skyfall
(Reino Unido-EUA, 2012)
Dirige: Sam Mendes
Actúan: Daniel CraigHelen McCroryJavier BardemRalph Fiennes
Guión: John LoganNeal PurvisRobert Wade
Fotografía: Roger Deakins
Duración: 143 min.

Comments (17)

  1. Es verdad que toma partes de la trilogía de Nolan, sobre todo en The Dark Knight con un Bardem mostrando a un tipo de Joker, pero para los que piensen que The Dark Knight Rises es decepcionante déjenme decirles algo: que equivocados están, de acuerdo en que el final se volvió algo Hollywodense y surrealista por no decir malo, pero la trama de la película se desarrolla de forma fluida mostrando realmente lo que “queda” de Batman y como tiene que volver a renacer de la nada, quizá por ella el “Asciende” en el título?
    Ahora, Skyfall, ya la vi y me pareció muy buena sin tanta pirotecnia ni cliches que en las últimas de Pierce Brosnan nos quedaban con un sabor de fantasía poco fácil de digerir, pero Craig le ha dado un giro totalmente al personaje de Bond, desde Casino Royale se nos muestra a un verdadero agente, como lo que es, un agente del MI6 que sangra, que le duelen los golpes, que batalla para realizar bien sus misiones, eso es con lo que me quedo de Skyfall, una vez más un Bond muy humano y normal que te hace meterte en la piel del personaje y no sólo fantasearlo…aunque el final me hubiera gustado otra cosa, o si decidieron que M moriría, hubiesen dejado a Silva(Bardem) matarla y después un gran enfrentamiento entre Bond y éste, eso me hubiera encantado, pero espero tener a Christopher Nolan pronto dirigiendo alguna cinta de esta saga, ya que el interés lo ha mostrado!!! Pondría un 8.5 para Skyfall!!!

    Reply
  2. Acabo de verla y coincido se parece a la de Batman tanto la segunda parte T.D.N como a la tercera T.D.N. Rises algo no esperado para una pelicula de Bond pero igual entretiene y esta bien hecha solo al final como que se les cae un poco pero en si, esta bien Recomendable

    Reply
  3. peculiar la pelicula , poco clara , igual que la critica; las 3 ultimas de batman no me gustaron, lo importante de ellas , me parece no son los actores o el director , me parece mas importante la congruencia y la construccion de personajes que ya existen en un comic y que no habia necesidad de “reescribirlos” sino de enriquecerlos, lo cual falla completamente, por lo que digo que las tres peliculas son un fracaso.

    Reply
  4. La mitad de la critica sobre esta pelicula habla de “THE DARK KNIGTH RISES”. Si Christopher Nolan hubiera tenido la potestad de matar a Batman lo hubiera echo y hubiera estado bien, PERO Warner Brothers jamas se lo hubiera permitido. “THE DARK KNIGTH RISES” no es perfecta, pero realmente creo que es la mejor forma de concluir la Trilogia.

    Sobre SKYFALL, me gusto. La voy a ver de nuevo, me hubiera gustado que el personaje de Javier Bardem(Hubiera sido un Guason espectacular si Nolan hubiera considerado traerlo a la tercera de Batman), apareciera mas en la pelicula, fue tan incomodo para Bond y su Jefa, que debia aparecer en la siguiente de Bond. Ese fue el unico error de la peli.

    Reply
  5. El pobre de Altair sigue dolido de su ano por que no le gusto Batman y dice que es mediocre, aun cuando el mismo dice que es buena. Pobre lloron.

    Batman 3 no esta a la altura de TDK, pero no es mediocre de ningun lado. Es una pelicula bien realizada por el maestro Nolan. Creo que la mayoria sabiamos que Batman 3 no iba a superar a la segunda. Solo algunos ilusos lo pensaron. Que pena me dan, francamente.

    Reply
  6. Segui el consejo de erick y la verdad la pelicula no me termino de llenar me parece que tarda un poco en arrancar Javier Varden genial pero como que sabe a poco el poco tiempo que sale ya para el final predecible y me parece que no la termina redonda , me parece que Casino Royale es muchisimo mejor pero esta muy por encima de
    Quantun Of Solance , Erick por que tanto odio y recados a Nolan si no te gusto la pelicula esta bien pero por que incluirla en esta critica ? O mejor hubieras incluido el bodrio de pelicula de .The Avenger que esa si fue una mala pelicula

    Reply

Leave a Reply to Víctor Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *