Cantinflas, crítica. Película de la semana.

8

Cantinflas
La vuelta al cine mexicano en 80 días
Por Erick Estrada
Cinegarage

La figura de Mario Moreno “Cantinflas” es conocida prácticamente en todo México. Se trata de uno de los actores emblemáticos del cine de este país en el siglo XX y como tal es dueño de una buena rebanada de lo que toca repartirse cuando se habla de la famosa Época de Oro. Como productor, impulsor de su cine (que no del cine mexicano) y generador de comedia mexicana, el mérito se dicta en números: boletos vendidos, filmografía extensa, popularidad.

El mérito artístico es otra cosa y el debate se abre año con año cuando se rememora su nacimiento o la fecha de su muerte, incluso cuando salen a flote con cierta y sospechosa periodicidad (deben ser cosas legales) los problemas familiares alrededor de su herencia: la monetaria y la artística.

Como la película que ahora se dedica a su figura se mantiene al margen tanto del lado opaco de Mario Moreno (conocido y reconocido, humano era como todos nosotros) como de sus problemas personales y familiares, aquí tampoco nos dedicaremos a traerlos a la luz para resolverlos.

Sebastian del Amo decidió centrarse en el lado público del personaje que une en el arranque de la película a Mario Moreno y a Cantinflas, no solamente en la que a la postre fue una simbiosis dolorosa, sino en un montaje que tarda en cuajar y que en ese comienzo de comienzos (los primeros intentos de un ambicioso Mario Moreno para destacar) colisiona con el esupendo trabajo de Óscar Jaenada para nunca dejar clara la línea en que termina uno y comienza el otro.

Desde esa perspectiva la película tiene un ingrato sabor de boca cuando desconocemos si esa línea es vaga por la idea de Del Amo (co-guionista junto con el debutante Edui Tijerina) de plantear una fatídica pero exitosa unión de dos personajes distintos pero complementarios, o por un descuido en el ritmo de la película pues, siento decirlo, el descuido (de nuevo, a pesar del trabajo de Jaenada) se repite varias veces más en esta biografía intencionalmente luminosa.

¿Es la película entonces una figura de la carrera de Mario Moreno? Son esos flashbacks en que se nos cuenta el ascenso del actor mexicano, el vehículo para comunicarnos que este hombre pasó de ser un simple desconocido, ignorado por sus contemporáneos hasta que no pudieron combatir su popularidad, encumbrado por los favores de un sistema al que declaró su devoción (otro aspecto olvidadísimo en la narración, su apego al poder y sus consecuencias), la señal de que se nos cuenta su universalización a través de una película que lo llevaba a dar la vuelta al mundo en 80 días? Es posible leerla de esa manera.

Pero también es posible leer la película como lo que mucho más notoriamente es. Si bien Mario Moreno convivió con todo el sistema de producción, figuras, personajes, películas, momentos en que se desarrolló y después culminó la Época de Oro del Cine Mexicano, su mérito en ello es hasta la fecha cuestionado.

Desde ahí, Cantinflas (la película dedicada a esa figura) tampoco será la cinta culminante de la calidad de la que a pesar de todo goza el cine mexicano en la actualidad. Es, eso sí, un gran pretexto para reunir a las figuras, personajes, películas, momentos que trabajan en esa calidad y esa salud. Ese será conciente o inconcientemente uno de sus logros: dejarnos ver a la gente, a los fotógrafos, a los actores, escuchar a los músicos, ver a los escenarios que hoy el cine mexicano (después de varios años de convalecencia) recoge para contar sus historias.

De ahí que también haya que rescatar los valores de producción, demasiado romantizados, cierto, pero atractivos al ojo, cálidos en la narración, espeluznantemente pulidos a veces, pero efectivos sin duda.

Es a través de esos momentos y personas (el reparto tiene una variedad envidiable) que (idealmente) quienes desconozcan nombres como los de Manuel Medel, Miroslava, Fernando Soto “Mantequilla”, Emilio “el Indio” Fernádez, Alejandro Galindo, Estanislao Shilinsky, Lupita Tovar, Gloria Marín puedan revisar ahora su importancia. De la misma manera la cinta servirá, con el juicio que da el tiempo, para ver reunido al equipo que ahora en la segunda década del siglo XXI trabaja en el cine mexicano, un cine mucho más sano que el que teníamos en 1982 cuando Cantinflas estrenó su última película, El barrendero (dejemos los simbolismos aparte).

La deuda es voltear hacia abajo, regalarle profundidad y cuerpo al público mexicano que por lo menos por curiosidad debería voltear a ver una película dedicada a uno de sus actores más populares. Hay onda, hay divertimento, hay descripción, habrá números, pero Cantinflas no es explorado, no es profundizado, no es cuestionado… y nos merecemos por lo menos eso.

Cantinflas
(México, 2014)
Dirige: Sebastián del Amo
Actúan: Óscar Jaenada, Joaquín Cosío, Luis Gerardo Méndez, Gabriela de la Garza
Guión: Edui Tijerina, Sebastián del Amo
Fotografía: Carlos Hidalgo
Duración: 106 min.

Comments (8)

  1. Erick, tu crítica es mala. Es decir, la redacción, la sintaxis; hay que tener cuidado con la puntuación, de pronto usas un “?” y no sabemos de dónde salió; de pronto no se entiende nada de lo que dices. ¿”Tiene onda”?, ¿en serio, Erick?

    Reply
  2. Hola, pues yo soy admirador absoluto de Cantinflas, desde su época de Oro como el “peladito” hasta las películas a color, donde adquiere un tono moralista, que a mi en lo personal me encantan y de hecho deberían de verse más películas con el tipo de mensaje que él transmitía.

    Pero en fin, como muchos, casi pego el grito en el cielo cuando me enteré que sería un español quien haría el personaje “que no hay alguien en México que pueda hacer el personaje????”. Después de ver el previo (tráiler) de la película ya no estaba tan seguro.

    No sabía que esperar de la película: por ahí había escuchado que el guión era malo, que no se profundizaba en la vida del actor, etc, etc. Después de verla, les puedo decir lo siguiente: efectivamente, el guión pudo ser mejor y hay demasiado énfasis en la historia de la producción de la película de la vuelta al mundo en 80 días. Algunos personajes están algo fuera de lugar, y más que una película puede llegar a parecer una serie de viñetas que brincan de un tiempo a otro, pues es un momento apenas Mario Moreno saca su primer película y en el otro, ya es líder sindical, sin profundizar demasiado.

    Sin embargo, habiendo dicho eso, y como alguien que ha visto casi todas sus películas, la actuación de Oscar me pareció Maravillosa: desde los gestos, el acento, y un brillo en la mirada que no crei que pudieran llegar a imitar (jamás igualar por supuesto). Se ve que puso todo su empeño en esto, y por ello no me queda mas que agradecerle lo que hizo. También me gustaron mucho las escenas entre Mario y Valentina (el montaje cuando se viste por primera vez como Cantinflas se me hizo de una gran ternura).

    No sé si las fallas de la película alcancen para atraer a los que no conocen o no crecieron viendo las películas de Cantinflas, pero los que si, creo la van a apreciar mucho.

    Y otra cosa, a los que critican que no se profundizó demasiado: hay personajes de leyenda que siendo solo hombres, su recuerdo y su legado se ha hecho mucho más grande que ellos con el paso del tiempo. Mario Moreno seguramente tuvo sus clarooscuros y momentos de debilidad, pero porque intentar ahondar y criticar la vida de un hombre que hizo reir a MILLONES de personas en todo el mundo en distintas generaciones?

    Reply
  3. Naaaa horrible peli. Da hueva. Nomas no me salí de la sala por morbo, pero mucha gente si se salió. Ósea,,, que le pasa al pinche cine mexicano, cero talento, desde actores, guionistas, directores, etc.

    Reply
  4. Ok Primero, Sabemos que Mario Moreno fue un gran Ídolo de la época de oro en México desde mediados de los años 30s en un personaje como Cantinflas, hasta los 80s. Son casi 50 años que le dan un enorme peso casi imposible de igualar.
    la televisión abierta transmitía casi todos los fines de semana o incluso de lunes a viernes en la hora de la comida sus películas manteniendo así una gran lealtad de casi todo el país
    Muchas generaciones hasta la fecha siguen fieles a este Hombre del Ámbito Fílmico
    Pero es aquí donde se rompe la Opinión, porque muchos quienes no lo conocieron, ni supieron de su existencia NO podrán verlo de la misma manera es decir, aquí llegamos al centro del asunto
    Yo creo que la película no es buena ni mala, tiene todos los elementos característicos de rigor que se supone toda película debería tener, actuaciones, fotografía y demás Pero…. Si eres seguidor de Cantinflas y sus películas, esta película te parecerá incompleta porque no sales de la butaca con ese sabor de boca de satisfacción como para reafirmar esa Lealtad que cualquiera de sus otras películas si te deja
    Aunque Eso Si este tipo de origen español que hace de Mario Moreno y de cantiflas esta excelente
    Si no eres Fan pues no te producirá mayor efecto puesto que tal vez si te parezca entretenida, y no encontraras Peros y más Peros a alguien desconocido
    Sin embargo yo creo que una película así debería dejar una especie de sello en el espectador que cuando sale de la sala ese impacto perdura por haber visto a un personaje histórico, cosa que otras películas si han hecho o por lo menos lograron con otras figuras (la mayoría extranjeras)
    Véanla total, por aprendizaje o por interés y curiosidad si lo vale, más sin embargo no hagan caso de la campaña de publicidad y premiaciones porque eso ya es exagerar demasiado y podrían salir desilusionados

    Reply
  5. Entonces… A fin de cuentas ¿llega a ser “una película más del montón”, bien hecho y totalmente púlida, pero así mismo prescindible?…

    PUnto aparte, oye Erick… ke fue del Kristoff?? Yo era fiel seguidor de sus Miércoles de Cine con Kristoff, donde obviamente te veiamos complementando o debatiendo sus opinions driticas… ¿sigue en algo del cine o nada relacionado? saludos desde Zamora, Mich.

    Reply
    • Kristoff ahora se dedica mas que nada a dar conferencias por todo el país, tambien llego a tener un programa de sopa de videos junto a Mauricio Barrientos “El Diablito” que filmaban en USA.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *